fbpx
Comparte esta noticia

Rosa (España) ha podido terminar el Camino de Santiago gracias a su prótesis en 3D, Digna (Tanzania) ha cumplido su sueño de llevar la comida a la mesa a su hijo de cinco años y a la artista Paula (Argentina) le acompaña en el diseño de sus cuadros.

La tecnología es un campo que está en constante cambio y crecimiento, cada día vemos nuevos programas, sistemas y dispositivos. Pero, ¿qué pasa si se utiliza la empatía como base de esta tecnología? En Ayúdame3D utilizamos la tecnología social para ayudar y en este mes de marzo queremos compartir las historias de tres mujeres a las que esta ayuda les ha cambiado la vida.

Rosa es una mujer española que forma parte de la Asociación DisCamino. Gracias a su compañero Javier se puso en contacto con Ayúdame3D para solicitar una prótesis para su brazo derecho que le permitiese utilizar una handbike para realizar con su grupo el Camino de Santiago.

Tras meses de medidas, pruebas y recopilación de datos, Rosa recibió su dispositivo unas semanas antes del viaje. Muy emocionada agradeció diciendo que estaba feliz: “mil gracias a todo el equipo que hacéis posible que nuestros sueños se hagan realidad”. Además, su compañero Javier también escribía al equipo de Ayúdame3D tras realizar las primeras pruebas. “Hoy hemos hecho la primera prueba con Rosa y su accesorio para conducir la handbike-silla y ha sido feliz”. “Nuestra compañera podrá por fin hacer el Camino guiando la handbike-silla, y eso va a ser increíble”, afirmaba.

Rosa con su prótesis adaptada por Ayúdame para su handbike

Digna vive en una zona rural de Tanzania con su hijo de cinco años. Hace un par de años, cuando volvía del campo en moto, sufrió un accidente y cuando despertó en el hospital descubrió que habían tenido que amputarle el brazo izquierdo. Ella cuenta que este suceso marcó un punto de inflexión y que poco a poco había tenido que ir adaptando sus rutinas. Cuando recibió su prótesis impresa en 3D no podía dejar de sonreír, esta ayuda no solo le permitiría cocinar y realizar tareas de manera más rápida y eficiente, sino que como explicaba “por fin podré hacer lo que más deseaba: llevar a la mesa la olla de comida a mi hijo”.

Digna recibiendo su trésdesis

Paula es una artista argentina que conoció Ayúdame3D mientras buscaba una prótesis en internet. El equipo de diseño adaptó un diseño específico para ella, que imprimieron en un color plateado. “Antes trataba que mi prótesis se pareciera al color de mi piel, pero ahora me gusta que se vea como un brazo robótico del futuro. Porque me acepto cada vez más, es algo que me tocó en la vida y no tengo que avergonzarme de ello”.

Paula posando con su prótesis plateada diseñada por Ayúdame3D
Comparte esta noticia

65 Países alcanzados | 672 Pesonas ayudadas | Queremos ayudar a 83 millones

X